Los números de los licenciados en Periodismo

Cada año, en torno a 2.000 jóvenes se gradúan -hasta hace unos años, se licenciaban- en la carrera de Periodismo en el Estado español. Aunque la premisa es la de integrarse en el mercado laboral, las expectativas de estos recién graduados no son muy halagüeñas. El cierre de una buena cantidad de medios de comunicación, el fin de muchas empresas y de sus respectivos gabinetes de comunicación y el consiguiente despido de multitud de profesionales de la información conforman un mapa que invita al pesimismo.

periodistaPor ejemplo, sólo en 2013 cerraron alrededor de 75 medios de comunicación, quedando en la calle casi 4.500 periodistas. La demanda por conseguir un puesto de trabajo en el sector periodístico aumenta, por lo que los que menos experiencia tienen ven cómo sus aspiraciones por triunfar en el mercado laboral se nublan.

Además, sería algo atrevido decir que de la Universidad salen periodistas, cuando lo más acertado sería decir que el enfoque de los cuatro años de carrera -anteriormente, cinco años- está orientado a forjar comunicólogos. La base teórica y analítica se impone en la Facultad de Comunicación a cualquier tipo de praxis orientada al mercado laboral.

Vista la poca preparación y las pocas competencias con las que se entra en el mercado laboral, la opción obligada para los jóvenes que quieren ejercer la profesión periodística es empezar a hacer prácticas en alguna empresa que se preste -en la actualidad, ni siquiera es fácil encontrar una-.

Pero el principal problema se percibe cuando el joven periodista empieza a demostrar su talento con creces y a igualar la eficiencia de su trabajo con el de cualquier miembro de la plantilla de la empresa a la que se incorpora como becario. Ahí, cuando lo lógico sería que el siguiente paso fuera tener un contrato como el resto, lo que ocurre es que el contrato como becario se perpetúa, en algunos casos durante años.…

Read more

Nuevas vías para los comunicadores

Los graduados y licenciados que en el último lustro abandonan las facultades de Ciencias de la Información encuentran serios problemas para incorporarse al mercado laboral con las garantías necesarias como para desarrollar un proyecto de vida digno. La gravedad de la crisis económica y financiera ha generado un cóctel demoledor al mezclarse con el brutal desempleo juvenil instalado en el Estado español.

cmTampoco hay que olvidar cómo el nuevo escenario digital y de nuevas tecnologías está estrechando las posibilidades de los periodistas para trabajar, aunque sí es cierto que como compensación se han abierto otras opciones en los trabajos de documentación periodística, de posicionamiento SEO o de Comunity Manager.

No obstante, la travesía imperante de un periodista recién salido de la Universidad para hacerse hueco en el mercado laboral es extremadamente tortuosa. El descenso del número de medios de comunicación ha propiciado que los requisitos para poder trabajar se vuelvan más exigentes. No resulta extraño que para un puesto para el que a priori no haría falta excesiva preparación se exijan varios años de experiencia y manejo casi nativo de varios idiomas.

Lógicamente, lo paradójico de la situación es que a los jóvenes periodistas, para acceder a un puesto, se les pidan varios años de experiencia, algo que nunca podrán tener si nadie les da la oportunidad siquiera de incorporarse al mercado. Se trata pues de la pescadilla que va mordiéndose la cola; en este círculo vicioso, es imposible acumular experiencia cuando los departamentos de recursos humanos instan a sus empresas a contratar a trabajadores con varios años en la profesión.

El optimismo y las ganas de los becarios que empiezan en gabinetes de comunicación o en medios radiofónicos, escritos o audiovisuales van poco a poco menguando, toda vez que al concluir el contrato en prácticas ya no existe -salvo excepciones muy puntuales y dignas de ser escrutadas- la posibilidad de quedarse trabajando en plantilla.…

Read more