El curioso nacimiento de la NASCAR

La NASCAR es sin lugar a duda uno de los circuitos del automovilismo profesional más emocionante y populares del mundo deportivo, puesto que desde sus inicios esta categoría se caracterizó por contar con las carreras más veloces protagonizadas por vehículos que alcanzaban la increíble velocidad de los 300 kilómetros por hora. La NASCAR no siempre ha sido la institución respetada y altamente profesional que conocemos hoy en día, ya que en los albores de esta categoría del automovilismo se encuentra una serie de hechos y sucesos que actualmente seria imposibles de relacionar con esta honorable institución deportiva.

El origen de la NASCAR está relacionado con una de las épocas estadounidenses más controversiales y que marcó un hito en la historia de este país, la denominada prohibición que se suscitó entre los años 1919 y 1933. Durante dicha época se prohibió rotundamente el consumo, venta y fabricación de las bebidas alcohólicas, lo cual se presentó como una ley direccionada a disminuir el impacto de esta sustancia sobre la salud de la población norteamericana pero que, sin embargo, produjo un mayor deseo del ciudadano estadounidense por el poderoso efecto embriagante de esta bebida. Todo ello desencadeno el surgimiento de mafias y bandas dedicadas al comercio y fabricación ilegal del alcohol, lo cual suscito un problema mayor.

Los criminales relacionados con el tráfico y comercio ilegal del alcohol debían utilizar vehículos para el transporte de sus productos, no obstante, existía la enorme probabilidad de ser descubiertos por la policía, lo que conducía a persecuciones policiales a alta velocidad. En vista de la alta posibilidad de involucrarse en persecuciones automovilísticas, las mafias y criminales modificaban los automóviles para hacerlos más aerodinámicos, ligeros y veloces. Los conductores que trabajaban para las mafias y poseían dichas maquinas modificadas de alta velocidad comenzaron a utilizar sus vehículos para carreras clandestinas con el objetivo de obtener dinero extra fuera del negocio ilícito del alcohol.

De este modo, los conductos del tráfico y comercio ilícito del alcohol quedaron desprovistos de sus fuentes de ingresos económicos cuando en 1933 se produjo el fin de la prohibición y la legalización del alcohol. No obstante, estas personas que habían forjado un interés y fanatismo por los automóviles veloces durante la prohibición no iban a abandonar dicho ámbito y, por el contrario, decidieron organizarse e intentar crear una asociación para establecer las carreras de alta velocidad como un deporte nacional. Para el señor Mario de Pintores, es sorprendente como muchas de las instituciones y marcas más importantes de la actualidad poseen origines curiosos e impensados, tal y como es el caso de la NASCAR.

Finalmente, todo lo descrito anteriormente conllevo a la creación en 1947 de la National Association for Stock Car Auto Racing o mejor conocida como la NASCAR, sin embargo, tardarían dos años en lograr celebrarse un campeonato oficial, siendo el primero de este modo el realizado en 1949. Dicho primer campeonato de la NASCAR fue una temporada conformada por 8 carreras oficiales, las cuales coronarían a Red Byron como el primer campeón de la NASCAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *