El nuevo uso de los medios de comunicacion

El nuevo escenario político, fragmentado y supeditado más que nunca a las distintas campañas mediáticas de orientación del voto e intereses cruzados, ha contribuido a ensuciar aún más el papel de la profesión periodística. La política ha pasado a convertirse en un teatro en el que el circo se antepone a las ideas, como queda de manifiesto en espacios como La Sexta Noche o Toma Partido.

la sexta nocheTertulianos con opiniones encorsetadas, monótonas y opuestas aparecen en las televisiones y radios de nuestros días con la única misión de teatralizar la política. En este marco, no resulta extraño saber qué cosa va a decir cada uno de los intervinientes, qué idea va a defender y qué otro argumento va a criticar; en muchos casos, el guión de periodistas y políticos es exactamente el mismo. El carácter previsible de estos tertulianos contribuye además al aburrimiento y al tedio del espectador, que ya de antemano sabrá lo que cada uno va a decir.

Los medios de comunicación han pasado a ser meros portavoces de los partidos y a actuar como voceros en las trincheras; la polarización es absoluta, por lo que, en muchos casos, el espectador puede llegar a tener la impresión de que los servicios informativos sólo son treinta minutos en los que el grupo informativo emite la línea editorial del medio.

No obstante, la respuesta favorable de la audiencia sigue alentando a que los formatos que tratan la política española sean cada vez más mediocres, vulgares y ordinarios, pasando a convertirse en una telebasura camuflada en temática seria y de interés general. Esta teatralización ha vaciado a la política de contenido en muchos casos.

Sin duda, estamos ante un fenómeno audiovisual que tuvo su inflexión en el 15-M, momento en el que la ciudadanía volvió en parte a recuperar sus ganas de participar en política, de combatir la corrupción y de velar por tener un Gobierno digno. Este interés fue canalizado por los medios, que, lejos de intentar un periodismo de calidad -por supuesto, hay excepciones en la televisión y espacios que sí abordan la política con mesura y análisis-, abogaron por sacar provecho al nuevo panorama.