Fue mejor mientras le duró la gasolina

Tablas en la jornada inaugural para el Mairena ante el San Roque. El juvenil José Antonio debutó con solo 16 años tras la expulsión del cancerbero Chechu. Jaime anotó el primer gol de la temporada.

El nuevo Mairena de Eusebio Navarro será como el de otrora, pero con otros actores. Y mientras hubo gasolina, convenció. El cuadro sanroqueño apenas existió durante el primer acto, si bien dispuso de una clara ocasión cuando Fiera, y a placer, mandó el balón fuera. Los maireneros, en cambio, tuvieron unos primeros acercamientos tímidos hasta que al cuarto de hora Barajas metió un pase al hueco para que Jaime definiera con clase y anotara el primero. Pudo apuntillar Barajas el partido con otras dos ocasiones, pero en la primera de ellas no supo definir, mientras que en la segunda su remate se estrelló en la madera. Tras el descanso todo cambiaría cuando en el minuto 49 Óscar derribó dentro del área a Nacho, que anotó desde los once metros pero con suspense porque su lanzamiento fue repelido por un inspirado Chechu, que poco pudo hacer tras el rechace. Empieza entonces a desaparecer de la contienda el Mairena, más todavía por la expulsión de su guardameta en el minuto 80 tras tocar el balón con las manos fuera del área. Ello provocó el debut bajo palos, y con tan solo 16 años, del juvenil José Antonio, que apenas tuvo trabajo. Al final justo reparto de puntos con una parte para cada equipo.