La degradacion del periodismo

La progresiva degradación de la profesión periodística y la percepción que el conjunto de la sociedad tiene de ella dibujan un escenario negro para el futuro. La irrupción de las redes sociales ha propiciado que todos y cada uno de los ciudadanos con un perfil virtual tengan la potencialidad de sentirse informadores; no resulta extraño ver a personas absolutamente ajenas al universo periodístico y a la formación en comunicación llevar a cabo a diario una campaña de notificaciones  y de informaciones con las que pretenden tener al corriente al resto de sus contactos.

periodismoVivimos la era en la que todos se sienten periodistas; existe la rotunda equivocación de pensar que informar es alfo fácil que puede hacer cualquiera sin preparación ninguna. Pero por más que algunos se empeñen, ser el primero en contar el evento que sucede en tu barrio o en la esquina de tu calle en las redes sociales no es hacer periodismo.

La especialización en sector del periodismo, llevada a cabo por los profesionales con esfuerzo, estudio y años de formación, también parece ser vilipendiada por la ola de las nuevas tecnologías. Así, no resulta extraño asistir en Internet al espectáculo, a veces ridículo, de los blogueros. Gente sin la preparación adecuada y sin la capacidad mínima para poder escribir o informar correctamente se lanza a crear blogs que, en muchos casos acaban por crear tendencia. La proliferación de blogs deportivos entre los forofos del balompié o de blogs de moda entre jóvenes con un escaso acercamiento al mundo de la estética y la vestimenta ha contribuido a este panorama.

Es necesario establecer la barrera y los límites entre el trabajo de un profesional de la información y entre la simple y llana intervención en un perfil de redes sociales o en un blog. Para elaborar una información que contenga todas las garantías para el receptor, es necesario seguir los procesos idóneos en la elaboración de los datos, así como contrastar las informaciones y construir el discurso en función de unas coordenadas que siempre aporten valor.