La gran importancia de esta temporada de “Resultados-3T”

La semana pasada comenzaba oficialmente la temporada de resultados correspondientes al tercer trimestre de 2011. Este hecho no presentaría  tanto interés si no fuera por la caída que los mercados vienen experimentando desde mediados de Julio, y es que una buena temporada podría ser clave para devolver la confianza a los inversores en los mercados.

Muchos de los datos macroeconómicos americanos anunciados en los últimos tres meses han ido mejorando y batiendo expectativas, otros se han mantenido al mismo nivel o en el peor de los casos han anunciado leves bajadas.  Así mismo, si gran parte de las empresas anuncian buenos datos, no quedaría duda alguna que la temida nueva recaída económica podría quedar en el olvido.

La semana pasada ya batieron estimaciones empresas como Pepsico, Google y Sefway; Mattel, por su parte, conseguía un BPA igual al estimado por los analistas, pero 0,9 dólares más que el obtenido para el mismo trimestre el año anterior;  Alcoa, quedaba por debajo de las estimaciones pero anunciaba un BPA de 0,5 dólares más que el año pasado; Ayer, le tocaba el turno a Citigroup, quien sorprendía a los inversores con un BPA de 1,23 dólares frente a las expectativas del consenso de analistas quien pronosticaba un BPA de $0,81. Sin embargo, conviene aclarar que estas compañías equivalen tan solo al 5% de las que forma el S&P 500 y que la temporada de resultados será larga antes de poder a llegar a conclusiones objetivas.

No obstante, es fundamental que analicemos los resultados de forma racional, es un hecho natural que no todas las compañías vayan a anunciar resultados excelentes, ya que aún estamos inmersos en una situación de crisis global. Sin embargo, hay que analizar los intentos por parte de las empresas para hacer frente a la situación actual y cómo estos esfuerzos se van traduciendo en mejoras en las perspectivas de crecimiento de las mismas.

Históricamente, los mercados tienen la tendencia a ser “bullish” y aunque los ciclos de recesión se han sucedido en varias ocasiones desde la Gran Depresión, la dirección natural de los mercados es alcista. En los últimos cuatro meses, las noticias negativas en torno a la grave situación de la deuda griega han eclipsado otras noticias que podrían ser interpretadas como positivas, pero los grandes especuladores han aprovechado las decisiones tomadas por inversores presos del pánico, para manipular los mercados y dirigirlos en la dirección que mejor les convenía;  si no como puede explicarse que desde el 22 de Julio de este año hasta el 1 de Octubre, el  S&P 500 cayera cerca de un 14,5% y desde el 1 de Octubre hasta el 14 de Octubre se haya recuperado un 11,4%.

Para aquellos interesados en conocer más información sobre resultados de empresas norteamericanas, no duden en ponerse en contacto con nuestro equipo de Asesores Financieros.