¿Sirve el aislamiento de paredes internas para ahorrar?

Distintas clases de aislamiento

Una vez que la jornada de trabajo toca a su fin y que hay que volver a casa junto a la familia, no hay duda de que lo más deseable es poder disfrutar al llegar de una comodidad térmica que haga agradable la estancia y el descanso; para ello es vital garantizar que la vivienda pueda tener unas temperaturas óptimas y que la factura energética no vaya a dispararse por culpa de esta pretensión.

Y es que la ausencia de aislamiento en el edificio puede provocar cierta hostilidad térmica dentro de la vivienda. En este escenario existe la alternativa de instalar un aislamiento térmico exterior, pero también es posible instalar un aislamiento térmico interior; no obstante, lo primordial es analizar bien las variables de cada una de estas dos vías.

El aislamiento térmico exterior, si es en una comunidad de vecinos, necesitará de la aprobación de todos los propietarios de las casas restantes, porque si no será imposible acometer esta instalación; eso sí, esta instalación no molestará a los inquilinos en su día a día, por lo que es cómodo y fácil de llevar a cabo. La imagen externa del edificio puede verse alterada en algunos casos por medio de esta iniciativa. Sin embargo, huelga decir que, aunque cambie la estética de las casas, los materiales aislantes favorecerán una mejor conservación del frío y del calor, lo que dará una mayor eficiencia energética. Si desea más información no dude en ponerse en contacto con https://www.reparaciondetejadosmadrid.es

Por su parte, el aislamiento térmico interior, aplicado en las paredes de dentro de una casa, hará que los inquilinos no tengan que someter su decisión a la visión del resto de propietarios de la comunidad de vecinos; es una decisión unilateral, más libre. Optar por esta decisión puede tener como problema que las dimensiones de la superficie interior de la casa se reduzcan, como consecuencia de la instalación de aislantes; tampoco será agradable tener que sufrir las obras dentro de la propia vivienda, lo que trastocará los planes diarios.

Materiales para el aislamiento de paredes

Los materiales aislantes térmicos para paredes que más se emplean suelen tener tableros rígidos de espuma, lanas minerales o distintos materiales naturales (lana de oveja, corcho o fibras de madera). La instalación de estos materiales puede basarse en la creación artificial de una doble pared, creada por medio de tablones mediante conectados entre sí mediante guías metálicas. Una vez fijada esa pared artificial, se rellenará el hueco que se haya formado con el material aislante térmico por el que se opte.

Los aislamiento térmicos vinculados a los aislante de las paredes internas suelen ser más baratos en el mercado que los aislante de paredes externas; el precio puede ser hasta un cincuenta por ciento más barato. No hay que obviar tampoco que este tipo de aislamiento térmico permite recuperar la inversión más rápido, por lo que, rebasados los inconvenientes, merecerá la pena haber llevado a cabo el gasto en este aislamiento térmico de la vivienda.

El aislamiento térmico de paredes interiores aumentará la comodidad dentro del hogar y ayudará además a lograr que la factura energética se reduzca de una manera considerable. Los estudios sobre eficiencia energética de edificios indican que las zonas de las viviendas por donde la energía suele escaparse cuando el aislamiento térmico no es el adecuado son las siguientes:

Puentes térmicos 5%

Suelos 7% además, en los suelos suelen estar muchas tuberias y demás conductos los cuales serían termino de www.obrasdepoceriaenmadrid.es, más que de aislamientos.

Renovación del aire 10%

Ventanas 13%

Muros exteriores 30%

Tejado 35%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *