UNA DESPEDIDA ANUNCIADA

Tras el batacazo de España ante Italia, todos pedían a gritos la retirada de Vicente del Bosque como seleccionador de España. Dicho y hecho.

Del Bosque anunció la semana pasada ante los micrófonos de la Cadena Ser que no volverá a ser seleccionador. Era una decisión que ya la tenía tomada independientemente del resultado obtenido en la Eurocopa. El Presidente de la FEF, Ángel María Villar, le había ofrecido una renovación de su contrato hasta el mundial de Rusia pero Del Bosque tenía claro que debía dejar su silla a un míster con ideas renovadas.

Pero lo que nos ha llamado la atención es las duras palabras que le dedica Del Bosque al portero Iker Casillas. Como ya sabrán Del Bosque será recordado por ser parco en palabras y poco expresivo, pero ante los medios no se ha cortado y ha mostrado su enfado ante la actitud de Casillas con el cuerpo técnico. Casillas que ha sido intocable en la portería de la Selección como un cerrajero Bilbao, ha tenido que sufrir cómo su selección perdía desde el banquillo y eso al parecer no lo ha llevado muy bien.

Tendremos que esperar en el acto de despedida de Vicente del Bosque, si este enfado es pasajero o es algo más ya que se prevé la asistencia de numerosos jugadores. Pese a todo, no podemos olvidar que gracias a Del Bosque, España ha conseguido muchos triunfos, entre ellos, una Copa de del Mundo (2010) y la Eurocopa (2012).

Villar tendrá que meditar quién será el mejor sustituto de Del Bosque. Las apuestas ya han comenzado. El nombre que cobra más fuerza, y el preferido para Villar, es el de Joaquín Caparrós. Villar tendrá que decidir al seleccionador en una Asamblea que tendrá lugar a finales de este mes. Hasta que llegue el día se baraja otros nombres como el de Paco Jémez, José Antonio Camacho, Valverde o Marcelino.